A menudo los softwares para gestión energética suelen hablar en kW, en valores energéticos, lo que dificulta que las personas de la empresa que no tienen conocimientos técnicos tengan dificultad para interpretar la información. O bien que requieran de un esfuerzo de traducción importante por parte de quien ocupa el rol funcional de gestor energético en la empresa.

El gran hecho diferencial de EBO: el hecho de que se exprese en euros y no sólo en valores energéticos, ha permitido, por un lado, que el gestor energético se libere del hecho de tener que extraer y traducir la información porque los directores financieros y generales puedan valorar la situación de consumos. Por la otra, permite que la información energética, vital en cualquier cuenta de resultados y actividad productiva, facilite la toma de decisiones en diversas materias a los gestores de finanzas: contratación, cambio de tarifas, inversión en nueva maquinaria, ampliación de líneas productivas, etc.

La facilidad de exportación de informes y de la creación de alarmas técnicas y financieras hace de EBO el ERP de la energía más comprensible del mercado.
Ferran Saura, gestor energético de Espuña, explica que: “Antes destinaba mucho tiempo a la extracción de información, que tenía que trabajar para hacerla comprensible. Ahora invierto el tiempo en el análisis y la toma de decisiones y no en la preparación y extracción. Filtrar la información con EBO es muy fácil y también lo es la configuración de las alarmas. Así que me da la información de electricidad, agua y gas que necesito”.